Buscar
  • Dalia Braverman

Guía definitiva del sueño en vacaciones

Actualizado: 28 jun

¡Hoy me levanté decidida a escribirles TODOS los tips de vacaciones que pudieran necesitar para EL ANTES, EL DURANTE Y EL DESPUÉS del viaje, esperando que disfruten mucho, sin morir de sueño en el intento!


LA PLANIFICACIÓN (EL ANTES):

· La maleta:

Empaca todos los artículos relacionados con el sueño de tu bebé: ruido blanco, objeto de transición (peluche o mantita de seguridad), chupones, pijamas (acordes al clima del lugar al que visitas), swaddle o saquitos para dormir (según la edad de tu bebé), sábana para la cuna viajera (si llevas u ocupas una) y cuento de buenas noches para la rutina relajante.

-Siempre les recomiendo llevar un kit “para oscurecer cuartos” yo siempre viajo con cinta negra aislante por si llegara a necesitar tapar “foquitos” de aparatos electrónicos y para que no entre luz si la cortina es muy corta.

-Otra cosa que no debe de faltar en tu maleta es un botiquín con medicinas por si alguno de tus pequeños llegara a sentirse mal durante la noche (siempre consulta con tu pediatra las medicinas y las dosis de las mismas, pero sin duda el botiquín te saca de apuros).

· La cuna:

Si vas a llevar tu cuna viajera, comienza a ofrecer las siestas ahí una semana antes de viajar para que se “aclimate” a ella y la acepte una vez que estén fuera de casa.

· El horario

Si el lugar al que visitas tiene un huso horario distinto al de casa tienes 3 opciones:

a) Si la diferencia horaria es de 1 hora para arriba o para abajo:

Puedes decidir no cambiar nada y seguir haciendo todo en el horario de casa (despertar, siestas, horarios de comida y hora de dormir) Esto sin duda hará que la adaptación al llegar a tu destino y al volver a casa sea muy sencilla.

b) Si la diferencia horaria es poca (2 horas para arriba o para abajo):

Puedes decidir cambiar el horario de tu bebe únicamente la mitad de esa diferencia (30 min o una hora). Es decir: Si en casa lo duermes a las 7:30 PM y en tu destino a esa hora serán las 9:30 PM puedes decidir mover el horario 1 hora únicamente y dormirlo a las 8:30 PM (moviendo las siestas y los horarios de comida acorde a ello) comienza a modificarlo desde una semana antes de salir de casa mediante cambios graduales de 15 minutos cada día. Eso también te ayudará a volver al horaria habitual más fácilmente cuando llegues a casa.

c) Si la diferencia horaria es mucha (3 horas o más):

¡Ten paciencia! Al igual que a ti, a tu bebé le tomará unos días acoplarse al nuevo horario (A los adultos nos toma acoplarnos a un nuevo horario 1 día por hora modificada, a los niños les toma un poco más)

En estos casos recomiendo comenzar a adaptarse el mismo día en que llegan a su destino, despertarlos por la mañana a las 7:30 AM ayudará a comenzar a sincronizar el ritmo circadiano de tu bebé con el horario del lugar al que visitas. (la hora de despertarlos por la mañana es clave)

Utiliza la luz solar o artificial (para mantener despierto a tu bebé una vez por la mañana) y la oscuridad (para que dormirle para las siestas y por la noche sea más sencillo) mientras más te apegues a los horarios correctos de siestas (según la edad de tu bebé) en el nuevo horario, más rápido se acostumbrará.

No olvides acostarle a dormir por las noches entre 7:00 y 8:00 PM (o a partir de las 6:00 PM si las siestas fueron muy cortas) esto le ayudará a no estar sobre cansado y a que todos disfruten más la vacación.

EL DÍA DEL VIAJE Y LOS DÍAS EN EL DESTINO: (DURANTE)

· Carriola y pañalera:

Una buena carriola es fundamental para disfrutar de la vacación y para que tu bebé pueda hacer algunas de sus siestas en ella si estas fuera del hotel o del lugar en el que te hospedas (en el feed de la cuenta tengo un reel sobre cómo hacer las siestas en la carriola)

Así mismo te recomiendo llevar una pañalera cómoda y fácil de manipular (sobre todo si viajas sola con los niños) Te recomiendo incluir en ella:

1) Cambio de ropa completo

2) Pañales extras por si tienes imprevistos

3) Mucha leche (ya sea materna o formula calcula una dosis acostumbrada cada 3-4 horas)

4) Ruido blanco con pilas o el ruido blanco gratuito de Durmiendo con amor que tenemos en Spotify (y que puedes usarlo sin internet)

5) Una mantita o cobijita por si en el avión hace frío

6) Snacks para el avión si es que tu hijo ya come solidos

7) Actividades como: crayones, estampas o pegatinas, papel, cuentos, play doh etc.. que les sirvan de entretenimiento para el trayecto. (¡A mis hijos les encanta jugar “palillos chinos” en el avión y aquí entre nos, a mí también!)

8) Gel antibacterial y toallitas húmedas


· Viaje en carretera:

Incluye lo mismo que menciono anteriormente en tu pañalera y aprovecha la hora de la siesta para salir de casa! ¡Así tu hijo dormirá un poco durante el trayecto y será más sencillo el viaje para todos!

Si el camino es muy largo, procura hacer breves paradas para sacar a tu pequeño de la auto silla para estirar las piernas o ir al baño si es que ya no usa pañal. No olvides que el sueño en la auto silla debe de ser SIEMPRE supervisado y al momento en que llegues a tu destino, traspasarlo a una superficie plana (cuna) si es que está dormid@.

Nunca cubrir la auto silla o el “huevito” por completo con una manta pues eso eleva demasiado la temperatura dentro de ella.

· Viaje en Avión:

Seguramente tienes tus boletos comprados hace un tiempo así que no sirve de nada que te diga a qué hora es mejor viajar con bebés (además no todos los vuelos los hay en los horarios que desearíamos que los hubiera) Así que trabajemos con los que tenemos: No olvides ofrecer chupón, pecho o biberón al momento de despegar y de aterrizar para evitar molestias en los oídos.

a) Si tu vuelo coincide con el horario de alguna siesta: ¡Estas de suerte! Acomoda todo de tal forma que tu bebé duerma en brazos (O de cualquier forma que necesites, el chiste es que duerma y no llegue cansad@ a tu destino) puedes prender tu ruido blanco para ayudarle a relajarse.

b) Si tu vuelo NO coincide con el horario de ninguna siesta: ¡Relájate, a todas nos ha pasado y los pasajeros a tu alrededor lo entenderán siempre y cuando vean que haces lo posible para entretener y contener a tu bebé! ¡En tu caso va a ser muy importante que lleves actividades para entretenerle y puedes recorrer varias veces el pasillo del avión con tu chiquito si es que necesitan "estirar las piernas", a nadie le molestará!

c) Si tu vuelo es por la noche: Te recomiendo llevar a tus hijos en pijama al aeropuerto para que estén cómodos y puedan dormir durante el vuelo. (Lleva un pijama de repuesto y un cambio de ropa para vestirlos por la mañana y estén listos para bajar a su destino.

En el momento que suban al avión aprovecha para darles de cenar (lleva tu propia cena si ya comen sólidos para que no estés sujeta a los horarios del avión) y en cuanto terminen de cenar, al baño a hacer pipí y a lavarse los dientes (si es que aplica) y a dormir.

d) Llegando a tu destino:

Te recomiendo que lo primero que hagas al llegar (antes de salir a divertirte) sea preparar todo para la hora de dormir (armar la cuna, desempacar la pijama así como lo que necesitas para la rutina como shampoo y jabón para el baño, objeto de apego y chupones) esto te permitirá estar lista para comenzar con la rutina relajante habitual sin dilatar (en lugar de llegar a desempacar cuando los niños probablemente ya estén cansados) *Si tu bebé hizo malas siestas el día del viaje, duérmelo 30 min. más temprano que de costumbre para evitar el sobre cansancio.

e)Acomodo

Si todos van a dormir en la misma habitación, procura:

a) Utilizar ruido blanco

b) Que cada uno duerma en su propia cama o cuna. Un tip que te doy es que, si la cuna está junto a tu cama, intentes “vestibularla” jugando con el mobiliario y el espacio, de tal forma que tu bebé sienta que está en su propio espacio también al igual que en casa (muchas veces los cuartos de hotel tienen una salita o vestíbulo, ese es un buen lugar para poner la cuna.

Manteniendo los hábitos de sueño durante la vacación:

Sabemos que en las vacaciones solemos ser más laxos con las rutinas y los horarios, y eso está bien.

Intenta que tu bebé haga por lo menos una buena siesta al día en la cuna y en el horario correcto para que en las demás puedes improvisar un poco (por ejemplo: podría dormir en la carriola, estacionar la carriola y oscurecerla un poco y poner ruido blanco para que el sueño sea de mejor calidad. Recuerda que si lo ves cansado es mejor acostarle más temprano por la noche para evitar el sobre cansancio y con ello dormirá mejor.

3) Recuérdales que todas estas reglas son "reglas de vacaciones", y que en cuanto estén de vuelta en casa, las reglas habituales se seguirán cumpliendo (¡y cúmplelo!)


REGRESANDO A CASA (DESPUÉS)

1)Te tomará unos días o una semana volver a la normalidad siempre y cuando vuelvas a apegarte a las reglas y horarios de siestas y de hora de dormir por las noches que sabes que te funcionan: ¡¡No te desesperes, paciencia y consistencia son la clave!!

2) Si tu bebé nunca ha dormido bien y no sabes cuáles son los horarios y rutinas convenientes para su edad, será un gusto ayudarles en seminario o asesoría personalizada, ponte en contacto con nosotras y alcancen un sueño sano.

¡Disfruta mucho de tus vacaciones y de tus hijos! ¡Que tengan un feliz viaje!

“Lo mejor que se le puede dar a un niño, son buenos recuerdos” Maria Montessori.


Con amor, Dalia.

3742 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo