Buscar
  • Dalia Braverman

El ¿bendito? chupón

Antes que nada, les quiero compartir que mis 3 hijos han usado chupón y tanto para ellos como para mí, ha sido una GRAN herramienta de relajación. Sin embargo, puede no ser tan “bendito” si llega a ser la causa de despertares recurrentes por las noches, o a la hora de tener que eliminar su uso por completo.

En este post les comparto los pros y los contras del uso del chupón.

PROS:

1)Los bebés tienen una necesidad innata de succión que les sirve no sólo para alimentarse, sino también para relajarse. Muchos bebés al terminar de ser amamantados continúan teniendo esa necesidad de succionar (reflejo de succión), a esto se le llama succión no nutritiva, lo cual quiere decir que succionan sin ser alimentados.

La succión no nutritiva tiene varios beneficios:

1) Genera la secreción de endorfinas en el cerebro de nuestros pequeños.

2) Induce a la relajación.

3) Les brinda confort y seguridad.

4) Es una herramienta que les ayuda a dormir más fácilmente.

5) La Asociación Americana de Pediatría recomienda el uso del chupón pues e ha comprobado que disminuye la incidencia de muerte de cuna en los primeros meses de vida.

CONTRAS:

1)El uso del chupón se vuelve un problema cuando es la causa de despertares recurrentes por las noches.

2)Su uso prolongado puede causar retrasos en el desarrollo del lenguaje, así como problemas en la mordida, dientes chuecos e infecciones de oído.

3)Para muchos niños el chupón se convierte en su “objeto de seguridad” por lo que no será fácil dejarlo, cuando necesites eliminar su uso por completo.

¿A qué edad se recomienda dejar el chupón?

La recomendación oficial de la Asociación Americana de Pediatría es de eliminar el uso del chupón entre los 6-9 meses de edad. Sin embargo, en mi experiencia, si tu hijo no ha dejado el chupón una vez que cumpla un año de edad, es mejor esperar a que cumpla dos años o dos años y medio para intentar quitarlo, debido a que entre los 15 y los 18 meses hay un pico en la ansiedad de separación , así mismo, después de los 12 meses de edad, los niños suelen apegarse más a ciertos objetos (biberones, objetos de seguridad, chupón, etc.), por lo que será más difícil eliminar su uso si te encuentras en esa etapa.

580 vistas

© 2018 by DURMIENDO CON AMOR todos los derechos reservados.