top of page
Search

LA LLEGADA DE UN BEBÉ: El impacto del agotamieto en los padres.

La llegada de un bebé es un momento emocionante y transformador en la vida de cualquier pareja. Sin embargo, junto con la alegría y la felicidad que un nuevo miembro de la familia trae consigo, también vienen desafíos significativos que pueden afectar la relación, el sueño y la vida en general de los padres. Hoy quiero hablarles sobre las "noches de divorcio". En realidad, no sé si este término existe como tal, pero las "noches de divorcio" SÍ que existen.

Los estragos de la falta de sueño comienzan a hacer mella en la relación de pareja, y cada vez que el bebé despierta y llora a medianoche, se viven momentos de tensión y estrés marital. En esos momentos, tú piensas "le toca, debería de ayudarme más", y él piensa "¿por qué no puede hacer que el bebé duerma?".


Estadísticas Impactantes:


Según un estudio realizado por la Universidad de Texas, aproximadamente el 67% de las parejas experimentan un deterioro en su relación durante el primer año después de tener un bebé debido al agotamiento y el estrés.


De acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de los Estados Unidos, el 90% de las parejas reportaron una disminución en la satisfacción conyugal durante el primer año de vida del bebé.


En conclusión y para mantener una relación de pareja sana, es importante hablar de esto por la mañana (cuando ambos estén más tranquilos), entender que este pequeñito llegó a cambiarles el ritmo de vida (y de sueño, en los primeros meses) y saber que ustedes están en el mismo barco.

Te comparto algunas estrategias clave para ayudar a las parejas a superar las "noches de divorcio" y mantener una relación saludable durante la transición a la paternidad:


Comunicación abierta: Hablar de sus sentimientos y preocupaciones es esencial. Programen momentos para discutir cómo se sienten y cómo pueden apoyarse mutuamente.


Empatía: Reconozcan que ambos están experimentando un cambio significativo en su vida y su sueño. Traten de entender las perspectivas y emociones del otro.


Cooperación: Trabajen juntos como equipo. Compartan las responsabilidades de cuidado del bebé y busquen soluciones juntos en lugar de culparse mutuamente.


Apoyo externo: No tengan miedo de pedir ayuda. Familiares o amigos cercanos pueden ofrecer apoyo para que puedan descansar de vez en cuando.


Autocuidado: Recuerden cuidarse a sí mismos también. No descuiden su propia salud física y mental, ya que esto les permitirá ser mejores padres y socios.


La llegada de un bebé puede ser un desafío, pero también puede ser una oportunidad para crecer y fortalecer el vínculo entre ustedes.


SI NECESITAN AYUDA PARA QUE SU BEBÉ (Y POR ENDE USTEDES) PUEDAN DORMIR BIEN, TENEMOS SEMINARIOS DIGITALES Y ASESORIAS PERSONALIZADAS PARA LOGRARLO EN CADA ETAPA DE DESARROLLO.




448 views0 comments

Comentarios


bottom of page