Buscar
  • Dalia Braverman

los 5 factores que debes revisar para que tu hijo no despierte tan temprano por la mañana:

Hay niños que son madrugadores naturales, ¿cómo nos podemos dar cuenta si este es el caso de nuestros niños? Muy fácil, son niños que durmieron bien durante la noche, pero a las 6:00 AM están listos para empezar el día de buen humor, se nota que no están cansados y que las horas de sueño que durmieron les son suficientes!

Por otro lado, tenemos a los madrugadores NO naturales, estos son niños que tuvieron una noche fragmentada, se levantan llorando o de mal humor y a leguas se les nota que les falto dormir horas de sueño.

Aquí te dejo las 5 principales razones de que los madrugadores no naturales despierten tan temprano, para que puedas comenzar a hacer los cambios pertinentes en casa:

1) Hambre- Revisa su ingesta calórica a lo largo de todo el día, asegúrate de que sea suficiente para que no despierten muy temprano por la mañana por hambre. (Si aún no come sólidos, revisa que las tomas de leche que hace durante el día sean suficientes y sean tomas completas.)

2) Que entre luz en el cuarto- La luz es un factor que a menudo despierta a los niños por la mañana, así que si tu hijo esta despertando con el primer rayo de sol, te recomiendo oscurecer su cuarto mediante cortinas black out para que esto deje de suceder.

3) Ruido- Muchas veces el ruido de la calle (como un camión de basura) los despierta, para ello te recomiendo utilizar rudo blanco, el cual te permitirá aislar estos sonidos para que tu hijo no despierte con ellos.

4) Una hora muy tardía o muy temprana para dormir por la noche- Si acuestas a tu pequeño demasiado tarde a dormir por las noches, lo estarás acostando sobre cansado , lo cual hará que le cueste más trabajo conciliar el sueño y mantenerse dormido durante más tiempo, es decir, despertará muy temprano por la mañana (debido a que cuando están sobre cansados el cuerpo segrega cortisol para combatir el cansancio, lo cual les dificulta descansar de manera óptima) y por el contrario, si lo duermes demasiado temprano, estarás recorriendo el horario de manera natural, por lo que despertará más temprano. El horario ideal para acostar a los niños después de los 4-5 meses es entre las 7:00 y las 8:00 PM.

5) Falta de sueño diurno (siestas) o exceso de horas dormidas durante el día- Recuerda que el sueño nocturno y el sueño diurno se complementan por lo que si no duermen las horas que necesitan durante el día según su edad, llegarán sobre cansados a la noche y dormirán peor y se levantarán más temprano, de la misma manera, si duermen más de lo que necesitan durante el día o si su última siesta está muy pegada a la hora de dormir, ésta, les robará sueño de noche y se traducirá en un despertar de madrugada.


1,081 vistas

© 2018 by DURMIENDO CON AMOR todos los derechos reservados.