Buscar
  • Dalia Braverman

Me esperé unos días ( Antes de cantar victoria) para contarles cómo nos fue con la transición de cuna a cama con mi chiquita!!

Hoy , les puedo decir que ha sido un ÉXITO Aquí les dejo unos tips:

1️) Esperé a que ella estuviera lista ( recuerden que se recomienda dejar el mayor tiempo posible a nuestros hijos durmiendo en cuna pues les da mayor contención ( física y psicológica).Pueden hacer el cambio alrededor de los 3 años , siempre y cuando ya duerman bien en cuna.


2️)Me aseguré de que no estuviera viviendo otros cambios simultáneamente. Me gusta hacer un sólo cambio a la vez para ser emocionalmente respetuosa.


3️)Ella es una niña que YA sabía dormir! Recuerden que no se recomienda hacer la transición de cuna a cama por las razones equivocadas, Ejemplo: necesitar la cuna para un nuevo hermanito o para ver si en cama “ahora si ya duerme” ( el resultado normalmente no es bueno).


4️) Le anticipamos mucho el cambio y la hicimos partícipe del mismo ( ella nos acompañó a escoger y comprar su cama y sus sábanas) así mismo, hicimos la misma rutina relajante a la que ella estaba acostumbrada. ( a mayor libertad ayudémosles con mayor estructura para darles la seguridad que necesitan . Los cambios sorpresa... tienden a generar ansiedad).


5️) Me aseguré de decirle que si necesitaba algo me llamara ( en lugar de venir a buscarme ) y así mismo busqué todos los riesgos posibles en su nuevo cuarto para volverlo un espacio 100% seguro.


6️)Su objeto de transición la acompaña a dormir todas las noches ( eso fue lo que ella escogió) a esta edad les puedes preguntar con que quieren dormir ejemplo: un peluche , sábanas de su personaje favorito , el chiste es que les encante este nuevo espacio y el momento de dormir siga siendo positivo y relajante !


7️)Intento NO decirle que que es una niña “grande” ya que en realidad aún no lo es. Es una “pequeña niña grande” y va a ser pequeña para unas cosas y grande para otras. En ocasiones , al decirles que son grandes , sienten la necesidad de recordarnos que aún no lo son... incluso , rechazando situaciones que probablemente SÍ están listos para vivir! Así que sin prisas ni presiones ! Puede ser mi pequeña por mucho tiempo más...

Si la transición de cuna a cama no esta yendo cómo esperabas, contáctanos! te podemos ayudar en asesoría particular

793 vistas0 comentarios
  • Dalia Braverman

¿Y qué te sucede a ti, mamá, cuando no duermes lo suficiente?

El sueño, es una necesidad básica, no un lujo. Ya les hemos platicado de los beneficios de que nuestros pequeños tengan hábitos correctos de sueño y duerman la cantidad de horas suficientes y adecuadas según su edad, así como de las consecuencias de no hacerlo, pero, y a ti mamá, ¿qué te sucede cuando no duermes cómo deberías?

La NSF por sus siglas en Ingles (National Sleep Foundation), recomienda que un adulto promedio duerma entre 7-9 horas de sueño diarias, para poder gozar de buena salud, incrementar tanto su calidad como la esperanza de vida, Tenga un sistema inmune fuerte y disminuya sus probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, autoinmunes o cáncer entre otras.

Al igual que la dieta y el ejercicio, el sueño es uno de los pilares de la buena salud, y tanto el lugar, la duración cómo el horario en que se duerma es importante para determinar sí el sueño que se tiene, es un sueño reparador y de buena calidad o no.

Estudios recientes han encontrado que las madres de recién nacidos pierden hasta un mes completo de sueño (horas totales) en el primer año de vida de sus pequeños, ¿te imaginas lo que esto le hace a su cuerpo?

- Incrementa su apetito y entorpece el juicio (por lo que comemos más y no necesariamente cosas nutritivas) por lo que no dormir, se relaciona con un aumento de peso.

- Provoca menor gasto calórico.

- Aumenta el estrés (lo cual, sí estas lactando, está asociado a una disminución en la producción de leche materna).

- Aumenta la Resistencia a la Insulina.

- Altera las sensaciones de hambre- saciedad.

- Altera el juicio y las decisiones.

- Envejece y deshidrata la piel.

- Incrementa las posibilidades de tener presión arterial alta

- Pérdida de memoria, concentración y dificulta la cognición.

- Aumenta la probabilidad de sufrir un accidente automovilístico o laboral.

- Disminuye la libido y aumenta el estrés marital.

- Causa irritabilidad, enojo y migrañas.

- Está asociado con una mayor incidencia de depresión post parto.

Es importante hacer de nuestro propio sueño una prioridad y agendarlo como cualquier otra actividad importante de nuestro día (noche) y no postergarlo por estar enfrascados en otras actividades o conectados a nuestros dispositivos electrónicos.

¿Hace cuánto no duermes como deberías?



2,556 vistas0 comentarios
  • Dalia Braverman

Las siestas son la parte del sueño que más tarda en consolidarse. Tu bebé estará listo ANTES para dormir bien por la noche que para hacer siestas largas en duración en los mismos horarios todos los días.

Recuerda que una buena siesta es aquella que dura por lo menos un ciclo de sueño completo (entre 45 y 60 minutos), no todos los niños van a hacer siestas de 2 horas así que no te estreses si el tuyo no las hace.

Un buen indicador de que tan buena o restaurativa fue la siesta (además de la duración de la misma) es el humor en el que despiertan de ella, si tu bebé durmió 50 minutos pero despertó feliz y descansado, puedes estar tranquila! Si por el contrario, despertó llorando o de malas, lo más probable es que le falto dormir.

Por lo que si en este momento estas batallando con siestas cortas y tu bebé NUNCA hace siestas de por lo menos 45 minutos aquí te dejo 8 preguntas que debes hacerte para ver qué es lo que puede estar sucediendo:

1️ ¿Tu bebé es menor a 5 meses de edad? (recuerda que las siestas COMIENZAN a consolidarse a esta edad y es normal para muchos chiquitos hacer siestas cortas antes de ello).

No te estreses, mientras sigas ofreciendo las siestas en el horario correcto y de la forma correcta consistentemente esas siestas se van a consolidar!

2️ ¿El ambiente en el que estás ofreciendo la siesta es el óptimo para tener un sueño restaurativo? ( revisar post sobre “sueño chatarra”)

Ambiente: Oscuro, seguro, con ruido blanco y en la medida que puedas que el sueño no sea en movimiento!

3️ ¿Tu bebé está llegando sobre cansado o sin suficiente sueño a su siesta?

Es importante no pasarte de su “ventana de sueño” el tiempo máximo que por su edad pueden permanecer despiertos entre siesta y siesta, así mismo, es importante que tengan suficiente sueño para poder dormir! Si tu bebé hizo una “mini siesta” antes de ofrecerle “la siesta buena” es poco probable que logre dormirla bien o en absoluto.

4️ ¿Tu bebé tiene la habilidad de conciliar el sueño de manera independiente?

Si no sabe hacerlo, es probable que alguna “muletilla de sueño” lo este despertando de su siesta y por lo tanto tu bebé y se despierte y llore pues no sabe volverse a dormir solo.

5️ ¿Tu bebé está en el rango de edad en el que se deja alguna de las siestas ( ver post en el feed de Instagram con fecha del 21 de noviembre para conocer los rangos ).

Recuerda que las necesidades de sueño diurno van cambiando conforme tu bebé crece, por lo que si se encuentra dentro de los rangos de edad en los que se deja alguna de las siestas, puede comenzar a hacer siestas cortas hasta que quitas esa siesta que ya no necesita hacer y es entonces que las siestas que si se quedan vuelven a alargarse en duración.

6️ ¿Tu bebé duerme bien por las noches o su sueño nocturno se sigue fragmentando? (recuerda que el sueño nocturno y el diurno se complementan)

Si tu bebé aun duerme mal por las noches, seguramente está sobre cansado y tiene una deuda de sueño, esto no le permite consolidar sus siestas. Necesita comenzar a “pagar” esa deuda de sueño para dormir bien de día también! RECUERDA: “Sueño llama sueño”

7️ ¿Tu bebé está despertando de su siesta por hambre?

Revisa que tu bebé esté satisfecho antes de dormir su siesta para que no despierte por hambre!

8️ ¿La siesta “cortita” que hace tu bebé es la tercera siesta del día? (para bebés que por su edad la siguen haciendo, es normal que ésta sea una siesta corta).

La tercera siesta del día no tiene el mismo “valor nurtrimental” que las anteriores, esta sirve únicamente como “puente” para que tu bebé no llegue sobre cansado a la hora de dormir por la noche, esta siesta SÍ puede ser una siesta corta (20-30 min) así que si este es tu caso, no te preocupes!

VAS BIEN MAMÁ!!!!!

6,882 vistas0 comentarios